Conociendo QNX, el sistema operativo que mueve el Playbook

Ahora todo el mundo habla de QNX, la nueva tableta de RIM ha puesto sobre el tapete de nuevo a un viejo conocido en el mundo de los sistemas operativos. Porque QNX no es algo que los canadienses se hayan sacado de la manga, la primera versión de este software data de 1982. Pero, ¿de qué va todo esto de QNX?, ¿tiene algo nuevo que aportar al panorama de los sistemas operativos para dispositivos móviles?, ¿puede realmente ser ese impulso que tanto necesita RIM?. Este post va dedicado a QNX, a intentar aclarar conceptos tanto a los lectores como a mí mismo y a intentar entender por qué RIM ha elegido este sistema como abanderado de sus futuros equipos. Vamos a ello.

Un poco de historia

La idea de QNX salió de dos estudiantes de la Universidad de Waterloo, Gordon Bell y Dan Dodge, que lanzaron la primera versión allá por 1982 (funcionaba máquinas en Intel8088). Ambos creían en la necesidad de un sistema operativo comercial de tiempo real y los primeros usos que tuvo fue en el terreno de los sistemas no embebidos, donde pronto se ganaría una buena fama por su estabilidad y desempeño. A finales de los 80 se llegó a la versión 4 de QNX, que por primera vez cumplía con el modelo POSIX, lo que había supuesto también reescribir gran parte del núcleo del sistema operativo. También en este momento apareció su primera interfaz de usuario embebible, QNX Photon microGUI y después una versión de las XWindow. Gracias a la nueva interfaz POSIX, era mucho más sencillo portar a QNX aplicaciones Unix y BSD.

Hacia finales de los 90 y ya bajo el nombre de QNX Software Systems, la compañía comenzó el desarrollo de una versión completamente nueva de QNX RTOS con soporte total de SMP (multiproceso simétrico) y de todas las APIs POSIX actuales y futuras. Como resultado llegó QNX Neutrino RTOS, en 2001. En 2002 lanzaron una serie de herramientas de desarrollo que funcionan bajo el entorno de Eclipse, QNX Momentics Tool Suite.

Ya en 2004, se anunció la venta de la compañía a Harman International Industries. Antes de esto, QNX ya se estaba usando en la industria de la automoción para sistemas telemáticos, pero fue a partir de la compra por parte de Harman cuando creció de forma importante su popularidad y utilización en diferentes ámbitos industriales. En 2007 fue liberado parte del código fuente de QNX.

Finalmente y como todos sabemos, en abril de 2010 RIM compró QNX Software Systems a Harman International Industries y restringió la utilización del código del sistema operativo. En septiembre de este mismo año, anunciaba la primera tableta basada en QNX.

Sigue leyendo

Publicado LinBerry Alpha3

Sigo hablando de Blackberry, en este caso para hacerme eco de la liberación de la Alfa3 de este software que pretende ser un buen sustituto del Blackberry Desktop Manager en Linux. Esta nueva Alfa trae muchas novedades tanto a nivel de funcionalidades como  de diseño. Vamos a enumerarlas.

A nivel de interfaz:

  • Mejoras en el aspecto general de la aplicación
  • Ahora aparece una imagen del modelo de Blackberry conectado en la ventana de la aplicación
  • Algunas animaciones en los iconos
  • Aparece el icono de LinBerryModem

Las nuevas funcionalidades y cambios:

  • Se ha eliminado la opción de instalar aplicaciones con la extensión .jar, ya que algunos usuarios trataban de instalar software que no cumplía con la API de Blackberry. Para subsanar el problema, el desarrollador ha dejado a disposición de los interesados una herramienta, Arepa, que permite convertir paquetes .jar a .cod incorporando la API necesaria, de manera que funcione en la Blackberry
  • Añadido LinBerryModem, una excelente opción para conectarse a internet mediante la Blackberry
  • Ahora puede cargarse la batería de la Blackberry desde el puerto USB del PC, ya que LinBerry ajusta el amperaje con este cometido
  • Varias correcciones de bugs

 

LinBerry Alfa3

Impresionante el trabajo que está haciendo el desarrollador de LinBerry, en muy poco tiempo está logrando unos resultados excelentes. De hecho, según informa elavdeveloper, en futuras versiones podría incluirse como funcionalidad la posibilidad de actualizar el firmware de la Blackberry, cuando esto ocurra pocas excusas nos quedarán para usar la aplicación de Windows.

Fuente original: elavdeveloper

 

Blackberry 9700, OS6 y lo que estamos usando

Vamos allá, las musas han regresado y he recuperado algo de inspiración para una entrada más trabajada de lo que venía siendo habitual. Lo cierto es que llevaba algún tiempo rumiando un post como este, pero no acababa de decidirme a empezar a escribir.

La vuelta a casa

Así es, he regresado a Blackberry y -como alguien me dijo en Twitter: “usted nunca se ha ido”– vuelvo a casa sí, y curiosamente casi por Navidad. Y vengo de otro intento fallido de inmersión en el mundo táctil, de la mano de Android, con una HTC Desire que dio más alegrías que penas, pero que acabó dejándome cierto regusto amargo y ese pensamiento de: “HTC no es para mí”. Reconozco sin problemas que se trata de un equipo impresionante, que gana la batalla en todos los aspectos técnicos a la BB 9700, pero tiene ciertas debilidades que la convierten, para mí, en un terminal incómodo en el uso diario (repito, hablo de mi caso particular). Pero vamos a intentar justificar todo esto:

  1. Batería: para el uso que le doy al equipo era insuficiente. Luego habrá quien te diga que si tienes tantos procesos abiertos o si tienes configurado el Twitter para actualizarse cada media hora… sinceramente, no creo que un usuario deba preocuparse por estas cuestiones cuando compra un terminal. Todo aquel que adquiere una máquina con Android antes o después acaba aprendiendo determinados trucos y teniendo que hacer encaje de bolillos para lograr que la batería le aguante el día. Otra cosa es que tengas sólo una cuenta de correo y el cliente de Twitter actualizando cada tres horas -así seguro que aguantas el día-, pero como digo no es el caso. Capítulo aparte es el calor excesivo de la parte trasera del terminal en cuanto se ponía a trabajar de verdad, algo que me parece intolerable para los tiempos que corren.
  2. Teclado: esto ya es un problema personal para nada extrapolable a otros usuarios. Prefiero los teclados físicos, no me resulta igual de eficiente eso de teclear la pantalla, cometo muchos más errores y me acabo desesperando. De los teclados en pantalla que he probado sin duda el mejor es el del iPhone, un equipo soberbio y que me gusta, pero que tampoco es para mí. Resulta que tengo que responder con bastante asiduidad a correos más bien largos y muchas veces en movilidad (en un transporte público o incluso andando). En estas condiciones el teclado de la Desire se convertía en mi peor pesadilla. Puede que sea falta de habilidad mía, pero con cualquier Blackberry de teclado físico escribo sin problemas textos largos, con comodidad y sin cansarme.
  3. Pantalla: no, no es que me parezca mala la pantalla de la Desire, al contrario es excelente. Lo que no me convencía es que se trata de una pantalla para uso en interiores, tal cual. En la calle y no digamos ya a plena luz, es completamente ilegible. Para llegar a ver algo hay que subir el brillo al máximo, algo que me parecía engorroso y que drenaba la batería de forma alarmante. La pantalla de la 9700 es legible bajo cualquier condición y esto es algo imprescindible en un equipo que va a usarse en movilidad, al menos a mí me parece fundamental. ¿Para qué quiero una pantalla tan espectacular si cuando salgo a la calle no consigo ver nada en ella?.
  4. Acabados: este es una asunto que en mi opinión suele pasarse por alto más de lo debido. Sinceramente, creo que es otro aspecto donde suelen flaquear los equipos fabricados por HTC, quizá con la honrosa excepción de la Legend. No se trata sólo de los acabados, con predominio del plástico, más propenso a crujidos y con ajustes que a mí me parecieron mejorables, sino también de la imposibilidad de adquirir piezas de repuesto de cierta calidad en caso de rotura, más aún si nuestra garantía ha expirado. En esto Blackberry gana por goleada: los acabados de cualquier equipo de gama media-alta son muy buenos y es muy sencillo encontrar piezas de repuesto originales en eBay y otras tiendas dedicadas.

Bold 9700

Sigue leyendo

Linberry, el Blackberry Desktop Manager de Linux

Los usuarios de Linux siempre hemos tenido una espina clavada con las Blackberry. Desde hace tiempo, hemos podido acceder sin problemas a la memoria del dispositivo o hacer tethering sin demasiadas dificultades. El problema siempre se nos ha presentado cuando queríamos hacer algo más con nuestro dispositivo, un backup de nuestros contactos por ejemplo. Para cubrir parcialmente este hueco hemos tenido Barry, pero no resulta demasiado amigable y no parece estar recibiendo actualizaciones.

Con este panorama desolador, lo que los usuarios de Linux y Blackberry hemos venido demandando es una suite de conexión al estilo del Desktop Manager de Windows o Mac OS X. RIM no parece dispuesta a desarrollar más allá de estos dos sistemas operativos, así que como de costumbre es la propia comunidad quien tiene que sacarse las castañas del fuego. Pues bien, parece que nuestras súplicas al fin han sido escuchadas y tenemos un proyecto en pleno desarrollo que viene a cubrir este hueco: LinBerry. Se trata de un desarrollo del venezolano Israel Marrero y se basa en las ideas de Barry, pero con una interfaz gráfica sencilla de utilizar:

LinBerry es una aplicación estilo Desktop Manager hecha para linux, cuya finalidad es poder gestionar dispositivos BlackBerry. Lamentablemente la empresa RIM ha decidido no hacer un desktop manager para linux, lo cual es un contratiempo para los que somos usuarios de este excelente teléfono y que ademas utilizamos linux como sistema principal. Muchos se han visto obligados a tener una partición Microsoft aparte en su disco únicamente para ejecutar el Desktop Manager de Rim; LinBerry tiene como objetivo a mediano plazo ser una alternativa eficiente y completa a este respecto.

 

LinBerry Alfa

LinBerry Alfa

La aplicación todavía se encuentra en estado alfa, con lo que será recomendable tener una copia de seguridad de nuestros datos antes de utilizarla por primera vez (o esperar a probarla más tarde). Evidentemente, esto también implica que no tiene todavía todas las funcionalidades del Desktop Manager de Windows, pero sí hace ya algunas cosas como:

  • Realizar Backups
  • Gestionar contactos
  • Instalar y desinstalar Aplicaciones

Y en futuras versiones, se espera que sea capaz de:

  • Actualizar el S.O. del dispositivo
  • Hacer Wipe (Borrado total) del dispositivo
  • Sincronizar con Evolution y/o Thuntherbird Ligthning
  • Soporte multilenguaje comenzando con el idioma Ingles

¿No está mal verdad? Personalmente he probado a hacer backups y a instalar y desinstalar alguna aplicación, ha funcionado sin problemas con mi Bold 9700. También tenéis aquí la experiencia de elavdeveloper que tampoco ha tenido mayores problemas con su 8310.

Para probar LinBerry, hay que pasarse por la página de descargas del proyecto. Para quien tenga algún problema de dependencias (en Debian Squeeze, por ejemplo), elavdeveloper ha tenido a bien dejarnos una solución.

Qué puede hacer RIM para mantenerse a flote…

Después de la tibia acogida que ha recibido el último terminal de RIM, la Blackberry Torch, uno se pregunta si los canadienses no habrán perdido definitivamente el norte. Y es normal: es un equipo con características de la generación anterior de smartphones: ¿procesador a 624 mhz? ¿resolución de pantalla de 360×480 puntos?. Parece una broma. Desde el punto de vista técnico RIM no consigue sorprender a nadie, pero la nueva versión del sistema operativo parece que tampoco es para echar cohetes. Pese a la mejora en la experiencia de uso y la implementación de algunas tecnologías que otros sistemas operativos ya tenían hace tiempo (multitouch, kinetic scrolling…), el Blackberry OS 6 sigue un paso por detrás de la competencia. No hablemos ya de la plataforma de aplicaciones, el Blackberry App World está años luz por detrás de sus competidores.

Con todos estos ingredientes, está claro que RIM no tiene ante sí un futuro prometedor; los dos únicos grandes fabricantes de smartphones (si exceptuamos a Apple) que no se han subido al carro de Android han sido los canadienses y Nokia. Está última parece tener una posible solución a sus problemas gracias a su alianza con Intel, esperemos que MeeGo pueda hacer de Nokia una competencia a la altura. Es verdad que las Blackberry tradicionalmente han tenido un mercado muy específico -los usuarios corporativos- pero las viejas costumbres están cambiando y las empresas ya no son reacias a trabajar con otros dispositivos, como el iPhone o máquinas con Android. La marca Blackberry todavía tiene un gran cartel en el ámbito corporativo y no creo que sea precisamente por el sistema operativo, ya que sus señas de identidad son BIS, BES y Blackberry Messenger. Cuando uno piensa en Blackberry le viene a la mente un gran dispositivo de comunicación con el mejor sistema de gestión del correo, acompañado de un estupendo teclado y unos buenos acabados. Sobre esta base es sobre la que tiene que trabajar RIM y partiendo de ella uno puede preguntarse si realmente es necesario que sigan invirtiendo tiempo en el desarrollo de un sistema operativo claramente por detrás de los demás.

Sigue leyendo

¿El fin de la “era Blackberry”?

Pues según leo en este artículo del NYTimes, pintan bastos para RIM en Estados Unidos, algo que ya se veía venir. La cuota de mercado de la marca canadiense en este país ha caído en el primer trimestre de este año hasta el 41%, desde el 55% del año pasado, van cuesta abajo y sin frenos. En Europa la cosa se mantiene, sobre todo por el éxito de modelos low-cost como la Blackberry 8520, que están consiguiendo hacer llegar a un público más joven. Pero el terreno natural donde se ha movido con soltura RIM siempre ha sido la empresa, el ámbito corporativo, que ahora parece estar dando la espalda a estos dispositivos. Se ha perdido el miedo a probar otras soluciones, como el iPhone o Android, que gestionan el correo casi tan bien como las Blackberry, pero que además ofrecen mucho más, sobre todo en el capítulo de aplicaciones.

¿Qué futuro espera a RIM? Servidor nunca ha sido buen augur, pero parece evidente que algo tiene que cambiar la marca canadiense para mantenerse en este mercado cada vez más complicado. Los rivales son realmente duros: uno tiene como baza una ingente cantidad de desarrolladores de aplicaciones en una plataforma que les permite ganar dinero fácilmente; otro dispone de la fuerza del software libre y una gran potencial de futuro. ¿Cómo atraer los desarrollos al BB App World? Puede que ahí esté la clave para RIM, en las aplicaciones y en su nuevo sistema operativo, el OS6, con el que ahora sí deben ponerse a la altura de iOS y Android.

Algunos pensamos que sigue habiendo sitio en el mercado para terminales pequeños, con un buen teclado físico y una gran duración de batería. Esperemos que RIM sepa adaptarse al nuevo escenario.

¿Qué pasa con Blackberry? ¿Problemas corporativos?

El crecimiento de Blackberry ha estado siempre ligado a su capacidad para introducirse en las grandes empresas. Ellos son quienes han popularizado el smartphone como una necesidad para el trabajador corporativo. Pero de un tiempo a esta parte, las cosas no van como RIM esperaba, cabe la posibilidad de que ese mismo enfoque empresarial precipite su caída antes de lo previsto. En el último cuarto trimestre fiscal, RIM ha tenido pérdidas por valor del 9% de su stock bursátil. Pero puede que ese no sea el mayor de sus problemas: Blackberry está perdiendo claramente la batalla frente al iPhone de Apple y los Androides de Google. Es evidente que RIM necesita dar algo de brillo a sus terminales, sorprender de nuevo al personal y aportar nuevo software y nuevos dispositivos más acordes con la dirección que lleva el mercado. Porque, si no lo hace pronto, va a acabar en ese grupo de viejos dinosaurios tecnológicos -como Palm y Motorola- que se esfuerzan en sobrevivir y cuyos tiempos de gloria ya pasaron. Sigue leyendo