¿Nos fiamos de Google y Apple?

“En los casos en que los usuarios puedan tener instalada una aplicación maliciosa que constituye una amenaza, hemos desarrollado tecnologías y procesos para eliminar de forma remota una aplicación instalada. Si una aplicación se elimina de esta manera, los usuarios recibirán una notificación en su teléfono.”
Rich Cannings, Android Security Lead.

Ya os imagináis de qué va este post. Según el blog de Android, con fecha del 23 de junio, Google ha decidido ejercer la eliminación remota de aplicaciones en algunos dispositivos que habían instalado dos apps del Android Market que podían ser potencialmente maliciosas (aunque no lo eran). Estas apps gratuitas habían sido desarrolladas por una empresa de seguridad, que voluntariamente las quitó del Market, aunque después Google decidió eliminarlas remotamente de los dispositivos Android. Esta no es más que una de las medidas de seguridad contempladas dentro del Application Sandbox and Permissions Model de Android.

A mí todo esto de la eliminación remota de aplicaciones me da que pensar. Es cierto que Google tiene una política mucho más liberal que Apple en este sentido, no hay filtro y casi cualquier aplicación puede entrar al Android Market. Evidentemente, al igual que el carácter restrictivo de Apple, la libertad total de Google también tiene un precio. Google revisa las aplicaciones del Market a posteriori (honeypot) y a partir de ahí decide que hacer. Que Google decida eliminar una app del Android Market es tan lícito como que Apple la quite de su App Store, pero el borrado remoto de aplicaciones me parece harina de otro costal. Creo que esto sí puede ir contra la libertad del usuario, que ya es mayorcito para decidir qué instala en su smartphone.  Me parece que Google debería limitarse, en todo caso, a enviar un aviso de seguridad para que el usuario elimine la app supuestamente maliciosa o “acepte” su intervención para desinstalarla.

Es la primera vez que Google hace algo así con su Android y todavía es pronto para echarse las manos a la cabeza, pero habrá que estar pendiente del control que quieren ejercer sobre su sistema operativo y ver si rebasa esa línea de la libertad del usuario.

En otro orden de cosas, Alemania le ha dado un “toquecito” a Apple, que ha estado recolectando información personal (aunque anónima) de sus usuarios de iPhone. La Ministra de Justicia alemana, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger ha avisado a Apple de que debe declarar de forma inmediata exactamente cuál es la información que se está recolectando o guardando de sus usuarios. Para ella, Apple debe ser clara sobre qué información de los usuarios de iPhone está recopilando. Aunque esta información se envíe de forma anónima, todo usuario debería saber si su dispositivo la envía o no. De hecho, no puede saberse a ciencia cierta si esta recolección de datos está siendo ilegal o no, puesto que no se sabe qué información se extrae de los usuarios.

Es interesante saber que la ley alemana de protección de datos requiere que los consumidores sean bien informados, “educados” en lo que están aceptando con cada TOS de un servicio, incluyendo el de Apple, y en el mismo no se deja claro con exactitud qué datos referidos a la geolocalización son los que se están recopilando. Veremos qué hace Apple al respecto, supongo que finalmente proporcionará esa información al gobierno alemán, pero espero que en última instancia quede a disposición de los usuarios de iPhone.

Más info: reuters.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s