Mi pequeña review de la HTC Legend

Lo prometido es deuda y ya es hora de publicar unas impresiones sobre el equipo que ha sustituido a mi Blackberry Bold 9000 y que me ha proporcionado mi segunda experiencia androide. Aunque tengo tiempo para escribir una entrada muy larga (estoy de vacaciones), me parece que sería una pérdida de tiempo, internet está plagada de buenas reviews mucho más extensas y exhaustivas, una búsqueda rápida en Google nos devolverá cientos de resultados. No soy un fanboy de ninguna marca concreta y no doblo la rodilla ante ninguna nueva y refulgente máquina, peco más por exceso de crítica que por defecto. Las elecciones que hago suelen basarse en mis necesidades concretas y no pongo en la balanza los mismos factores que el aficionado a la tecnología medio: yo hablo de cosas como software libre o estándares abiertos. Digo esto para que quede claro mi trasfondo tecnológico, ya que no soy un techie al uso. Vamos allá:

1. El unboxing

No soy de los que se toman muy en serio este ritual. De hecho la única sorpresa que espero cuando hago el unboxing de un móvil es la consabida funda que rara vez me encuentro. Como era de esperar, nada de nada: la documentación, un cargador bastante bonito y un cable USB paratodo (ya podían haber metido otro más). Los auriculares al menos tienen buena pinta, pero prefiero los que uso ahora, in-ear, así que supongo que se quedarán en la caja. Como digo, los accesorios reducidos a la mínima expresión, hay poco que rascar. Pienso que un equipo de este precio, con esta pantalla y estos acabados debería venir acompañado, sí o sí, de una funda en condiciones y un protector de pantalla. Al final, al gasto de compra del smartphone hay que añadir la adquisición de estas dos cosas y en mi caso un dock, por aquello de la costumbre. Bueno, demos a HTC un respiro, viene con una MicroSD de 16 gigas, al menos memoria no nos va a faltar.

2. Acabado del equipo

Sin duda el punto fuerte de la máquina. Estéticamente es brutal, parece salido de la factoría de Cupertino. Si alguien me cambia las siglas de HTC que hay debajo del altavoz por una manzanita, me creo que lo ha fabricado Apple. No voy a darle muchas vueltas al tema del unibody, sólo decir que me gusta lo sobrio, elegante y robusto que resulta. Tengo que destacar el tamaño reducido del terminal, que cabe holgadamente en el bolsillo de la camisa con funda incluida, algo muy satisfactorio para mí que vengo de una Bold. La terminación metálica del botón de bloqueo/encendido y del control de volumen también me convence. La zona de la cámara con acabado gomoso y la de la tapa de la batería también me parecen un acierto. La entrada de auriculares estándar en la parte superior me gusta. El trackpad táctil casi que sobraba, lo he usado sólo para probarlo y podían habérselo ahorrado y haber aumentado un poco el tamaño de la botonera principal o de la pantalla. Por cierto, sin estar mal del todo, este trackpad no está ni de lejos a la altura del que equipan las últimas Blackberry. Otro punto que no me ha convencido del todo es el botón de retroceso, que resulta algo duro para todo el uso intensivo que va a tener, espero que poco a poco se “ablande” algo.

3. La pantalla

En interiores, un escándalo por el brillo y contraste que atesora. En exteriores, otro escándalo pero por la poca visibilidad que ofrece. Volviendo al punto de referencia de la Bold, esta pantalla le pasa por encima literalmente en interiores, pero el equipo de RIM le devuelve el golpe cuando salimos a la calle. Creo que esta tecnología puede tener mucho futuro, sobre todo a partir de SuperAMOLED que parece mitigar bastante este problema. Por mi parte, uso el equipo en interiores el 95% del tiempo, así que es un problema menor que no me afecta demasiado. El tamaño de la pantalla representa el compromiso máximo entre tamaño y usabilidad. Más pequeña ya me parecería incómoda para escribir o visualizar páginas web, no creo que sean posible un androide más pequeño manteniendo la comodidad de uso al 100%. La respuesta táctil es muy buena en todo momento, no llega a las cotas de excelencia del iPhone, pero ofrece un grado óptimo de usabilidad en todo momento. La escritura con el teclado en pantalla se hace cómoda después del primer día de adaptación y luego la velocidad se incrementa rápidamente.

4. El software

Mi anterior experiencia Android fue la vetusta HTC Dream con la versión 1.5, así que el salto ha sido considerable, sin duda es otro de los puntos fuertes del equipo. Este modelo viene con HTC Sense, ya lo había visto en funcionamiento en la Hero (1.5) y sabía que me iba a gustar, de hecho creo que es la única “personalización” de Android que me gusta. El apartado visual entra muy bien por los ojos y hace más agradable la experiencia de uso. Los widgets (muchísimos) son fantásticos y disponemos de siete zonas donde colocarlos. Debo reconocer que al principio fue abrumador esta cantidad de espacio vacío para colocar cosas, creo que debería haber alguna forma de seleccionar el número de escritorios. No quiero extenderme demasiado hablando de las bondades de Android 2.1, sólo decir que creo que con esta versión está alcanzando su madurez y la actualización a Froyo (2.2) le va a venir muy bien a este equipo. Mejor sería un Nexus One para el tema de las actualizaciones, aquí dependemos de HTC, que además tiene actualizar la interfaz Sense con cada versión de Android para adaptarla, pero mientras lo mantengan al día me parece un mal menor.

5. Rendimiento, batería y cámara

Hay que tener en cuenta que no es un Nexus One, hemos sacrificado el gigaherzio en favor de un menor tamaño, precio más bajo y probablemente mayor duración de batería. No se puede decir tampoco que 600mhz sean pocos, es que ahora nos hemos acostumbrado a barbaridades como el Snapdragon a 1ghz. De todas formas, la HTC Legend se comporta de forma admirable, sin duda ayudada también por los 384 megas de RAM que equipa. Por lo general los menús se abren con suavidad, la transición entre escritorios es rápida y las aplicaciones se abren sin contratiempos. No tenemos las velocidades endiabladas de una HTC Desire, pero no hay retardos y todo funciona sin problemas. Como decía antes, es posible que con Froyo la cosa mejore aún más, esperemos que HTC se apiade de nosotros y nos ofrezca pronto la actualización.

En cuanto al capítulo de la batería, me ha sorprendido bastante. No es que sea una maravilla, pero esperaba bastante menos. Si somos cuidadosos con el tema del brillo de la pantalla y las aplicaciones en segundo plano podemos alcanzar las 48 horas seguidas sin cargar. Evidentemente cualquier Blackberry arrasa en este terreno, pero he visto una HTC HD2 en acción drenando la batería en pocas horas y a su lado la Legend se comporta mucho mejor.

La cámara hace fotos decentes para salir del paso, no va a sustituir a mi compacta, pero está bien para hacer fotos casuales o para subirlas a Twitter, por ejemplo. Graba vídeo a 640×480, nada del otro mundo tampoco, pero se ven muy bien en la pantalla AMOLED del equipo.

6. Conclusiones

Quería enfrentarme con garantías a mi segunda experiencia Android y lo he conseguido. Buscaba hacer un cambio low cost de mi Bold por un buen Android y de momento estoy satisfecho con este equipo. Como se puede leer arriba, tiene sus defectos, no soy de los que compran un smartphone e inmediatamente se convierte en la octava maravilla del mundo: hay cosas que no me gustan de la Legend, pero debo reconocer que en conjunto aprueba holgadamente. Sin duda lo que más destaca en este terminal es su acabado unibody de aluminio, la pantalla (en interiores) y el sistema operativo Android con Sense. ¿Es una buena compra?. A mi me parece que sí, siempre y cuando no nos hagan pagar demasiado por él: este terminal se sitúa entre la HTC Hero y los últimos androides, como el Nexus o la Desire, esto es lo que debemos tener en cuenta a la hora de pagarlo. En acabados y materiales sin duda los supera a todos, pero internamente es de la generación de la Hero con una buena cantidad de actualizaciones, como el procesador o la RAM.

En fin, ahí queda la review… la dejo abierta por si he olvidado añadir algo.

4 thoughts on “Mi pequeña review de la HTC Legend

  1. Es bonito, pero tienes que ir a la tienda de android para ponerle todo lo que necesita para funcionar. La batería no dura una mierda y se calienta que puedes ferir huevos en la pantalla…y eso que es un smartphone que me gusta.

  2. En mi caso llevo con el Legend unos 2 meses. Es mi primera experiencia smartphonera pero he de decir que a pesar de la tentación de compararlo con los iphone 4 que cada vez más pululan a mi alrededor, creo qua ha sido un acierto. La Batería? conforme aumentan los ciclos de carga-descarga y dejas de usarlo a todas horas con conexión porque “mola un montón”, aguanta con solvencia las 24-36 horas. La experiencia de navegación web es muy agradable y el teclado…cuestión de cogerle el truquillo.
    Es cierto…se calienta que no veas (eso que se ganan los noruegos para el invierno). Su tamaño para mí es uno de los fuertes y esa sensación de resistencia que me aporta es fantástica. Como GPS me ha dejado maravillado, no tanto por el Goog Navigator como com el Sygic, la recepción de la señal y la respuesta es muy rápida. En fin…que sabiendo lo que uno necesita…está de lujo.
    Saludos.

  3. Hola, tengo la HTC Legend desde hace meses. Anteriormente usaba BB y por algunos motivos la estoy echando de menos….
    Uno de los motivos (y es donde necesito ayuda) es xq los correos y avisos del Face no llegan en el momento, sino cuando se actualiza (o quiere) No se si esto tiene q ver con algun carácter de configuracion. Si es así, agradecería ayuda xa cambiarlo. Es el mayor de los defectos qué le encuentro.
    Graciass

    • Hola, pues estás hablando de uno de los puntos fuertes de BB, el BIS, que permite ese tipo de cosas y que sin duda contribuye a ahorrar batería. En los teléfonos con Android hay que definir unos periodos de “actualización” que es cuando comprueba si hay algo nuevo. Evidentemente si hace comprobaciones en intervalos muy cortos de tiempo, el consumo de batería es mayor.
      En fin, solución creo que pasa por comprar otro teléfono Android con una mejor batería o ir tirando.
      El otro día un usuario de Android me dijo una frase que creo que ilustra bien todo esto: “para lucir hay que sufrir”. Pues eso😉
      Gracias y un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s