Shuttleworth dice que NO habrá Ubuntu para tablets

A mi me parece una mala noticia, aunque nunca se sabe y me extraña que Canonical quiera quedarse fuera de este mercado emergente. A ver, el pasado 10 de Junio nos desayunábamos con un rumor surgido a raíz de las palabras de Chris Kenyon, según el cual veríamos una nueva versión del sistema operativo de Canonical para invierno de 2011 con el nombre de “Ubuntu Tablet”. La base de esta idea sería Ubuntu Light, con la interfaz Unity, que será la que implementará Ubuntu 10.10 para netbooks, adaptada a dispositivos con pantalla táctil.

El objetivo sería dar acceso a las aplicaciones de Ubuntu, con un buen teclado en pantalla y compatible con los drivers multitouch. Esta versión ultraligera de Ubuntu debería ejecutarse mucho más rápido, con un arranque veloz y un consumo de energía mucho menor que el actual. La experiencia de usuario de Ubuntu ya es bastante buena y adaptarla a un entorno táctil es el siguiente paso lógico. Se habló incluso de conversaciones de Canonical con fabricantes como Freescale, Texas Instruments, Marvell o Intel para este propósito.

Finalmente, hoy he leído que Shuttleworth ha desmentido tal noticia y que no hay planes inmediatos de llevar Ubuntu a los tablets. Un pequeño jarro de agua fría para los linuxeros, pero no hay que perder la esperanza, no olvidemos que hay más distribuciones aparte de Ubuntu y que el sistema operativo del pingüino va a estar de una forma u otra en este mercado, a través de MeeGo y Android.

A raíz de estos rumores he estado reflexionando un poco acerca de estos asuntos, me refiero al concepto actual de tablet y a cómo me gustaría que fueran, en caso de querer comprar una. El caso es que parece que las tablets de esta hornada son una evolución de los smartphones, con pantallas mucho más grandes y similares características y capacidades de almacenamiento. Comprar un tablet a día de hoy, implica aceptar las mismas limitaciones que en el caso de un smartphone. Sólo a nivel de software, las resumiré en dos:

  • imposibilidad de elegir el software (sistema operativo) del equipo
  • dependencia total del fabricante (u operadora) para las actualizaciones de dicho software

Adquirir una tablet no es lo mismo que adquirir un portátil. Eso hay que tenerlo claro. Con un portátil tienes entera libertad para elegir el software que va a correr en tu máquina y actualizarlo a tu gusto. Si un desarrollador deja de darte soporte, usas otro software y listo. No hablemos ya de las posibilidades de ampliación del hardware y de la vida útil del equipo. Hay gente por ahí trabajando felizmente con su portátil IBM de hace 6 o 7 años, con un Windows XP o un Linux corriendo decentemente. Ahora imaginemos que compramos un tablet del fabricante X con Android 1.6 y éste decide que no le sale a cuenta actualizarlo y lo deja de lado, ¿vida útil?.

Todo esto lo digo porque creo que hay que tener muy claro a quién le compramos esta tableta. Si compramos un iPad seguramente lograremos amortizar la compra sin demasiados problemas y tal vez las futuras tabletas de Dell sean también muy recomendables en este sentido. Pero yo quiero ir más allá: ¿no pueden haber tabletas “herederas” de los portátiles?. No me parece ninguna locura, ¿por qué no imaginar una futura tableta donde uno pueda instalar el software que elija?  Vamos a llegar a un panorama donde tendremos varios sistemas operativos válidos para instalar en tablets: Android, MeeGo, Ubuntu… Evidentemente al fabricante no le interesa darte tanta libertad, prefiere que entres en el mismo ciclo de actualizaciones de los smartphones: que compres el nuevo modelo cueste lo que cueste y si puede ser con una tarifa de datos y permanencia adjuntas.

¿Cómo sería mi tableta perfecta?. Empezando por lo de arriba, que me permita instalar el sistema operativo que yo quiera desde una tarjeta SD o por USB. La pantalla, entre 7 y 9 pulgadas y Amoled (no, no lo contemplo para exteriores).  En cuanto al peso, que sea más ligero que el iPad: máximo 400 gramos, me da igual si la batería dura 5 horas en vez de 10 (ah, y que sea intercambiable). Luego lo de siempre, a poder ser doble núcleo (están al caer), una buena dosis de memoria RAM y ampliable mediante tarjetas SD o MicroSD.

Puede que pida demasiado, incluso que esto se quede en un ejercicio de gadget-ficción, pero soñar no cuesta nada.

One thought on “Shuttleworth dice que NO habrá Ubuntu para tablets

  1. Pingback: Multitouch en Ubuntu 10.10 « Doculinux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s