Cada vez más empresas “vigilan” las redes sociales de sus empleados

Es un hecho, las redes sociales ya están en nuestras vidas y han venido para quedarse. Pueden ser unas estupendas herramientas de comunicación, tanto para el ocio y la amistad (Facebook, Tuenti), como para darnos a conocer profesionalmente (LinkedIN). Ahora bien, tenemos que ser cuidadosos con el uso que hagamos de ellas y vigilar qué información sensible publicamos, controlando quién puede verla. Digo esto porque, en Estados Unidos, está a la orden del día cada vez más vigilar las redes sociales de los empleados actuales y futuros, pudiendo emplear esta información de forma decisiva -incluso desde un punto de vista jurídico- para contratar y despedir.

Leo ahora en The New York Times que una empresa de servicios de comunicación, Teneros, ha publicado una herramienta capaz de hacer un seguimiento automático de las redes sociales de los empleados. De momento se centra en Facebook y Twitter, con un coste de entre 2 y 8 dólares por empleado monitorizado, pero pronto ampliará su espectro de seguimientos a otras redes. El software, que se llama Social Sentry, vigila la información que los usuarios hacen pública en estas redes sociales. Teneros publicita la herramienta como un sistema para saber cuánto tiempo pierden los empleados usando las redes sociales en horas de trabajo, pero es evidente que se pueden dar usos más diversos e “imaginativos”. Es evidente que Teneros se lava las manos con respecto al uso que las empresas vayan a hacer de su aplicación:

But what employers decide they want to look for is up to them, said Matt Weil, the company’s chief executive. “We only provide the application and software,” he said. “It is the companies that decide what to do with it.”


Todo esto me hace pensar que entramos en terreno cenagoso y que, desde ahora, las redes sociales se van a convertir en un arma de doble filo. Ya no son sólo los departamentos de recursos humanos quienes comprueban los perfiles de las redes sociales de los candidatos, ahora también hay una voluntad de control desde el aparato directivo de las empresas. Más del 60% de las compañías estadounidenses tienen alguna política a nivel de empresa con respecto a las redes sociales, con el claro objetivo de tener ventaja en caso de llegar a juicio con sus empleados.

Es una cuestión muy a tener en cuenta a partir de ahora. Diría que en nuestro país todavía no hemos llegado esos extremos, pero creo que es cuestión de tiempo que tengamos que preocuparnos de qué publicamos en nuestras redes sociales. Se me ocurren dos preguntas para terminar este post: ¿somos suficientemente cuidadosos de qué datos hacemos públicos en la redes sociales? y ¿son suficientemente seguras en materia de privacidad las redes sociales?. Sirva esta entrada de aviso a navegantes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s